Se encuentra usted aquí

Curso de análisis técnico 1: rentabilidad de la acción

rentabilidad de una acción

El análisis técnico trata de analizar el mercado financiero a través de gráficos. Esto nos puede ayudar a saber si la tendencia en el gráfico de una empresa será al alza o a la baja, dato en el que apoyarnos en nuestras operaciones con opciones binarias. Pero ¿de qué forma puede la compra de una acción nos puede producir alta rentabilidad? ¿Cómo podemos saber en qué nivel está la cotización de una acción? Una acción puede ser rentable a través de tres vías:

 

 

Plusvalías

Esto ocurre cuando se vende la acción a un precio superior al que se vendió.

 

Dividendos

La parte proporcional que le corresponde de las ganancias de la empresa y depende del número de acciones que tenga en su poder.

 

Derechos de subscripción preferentes

Cuando hay una ampliación de capital de la empresa los accionistas tienen preferencia a la hora de adquirir nuevas acciones. Si no quieres suscribir estas acciones nuevas pueden vender su participación en el mercado.

 

Hemos visto de qué forma podemos sacar rentabilidad a una acción. Ahora vamos a ver diferentes forma para poder calcular si la cotización de la acción esta alta o baja, siguiendo las indicaciones de esta serie de ratios. Los más utilizados son:

 

Ratios bursátiles que calculan la cotización de la acción

 

BPA (beneficio por acción)

Se calcula dividiendo el beneficio de la empresa por el número de acciones. Para el inversor es más importante este dato que el beneficio de la empresa, ya que el beneficio podría crecer pero las acciones también, bajando el valor de estas.

 

Yield

Este ratio mide la rentabilidad que obtiene el accionista por los dividendos recibidos. Para facilitar el cálculo se obtiene el precio de la acción al final del ejercicio aunque sería mejor tomar la cotización media del periodo. Indica lo que obtiene el accionista independientemente de lo que pueda ganar o perder por el comportamiento de la acción, como una especie de renta fija. Hay una relación inversa entre el yield y la cotización de la acción: si el yield está muy alto es que reparte muchos dividendos entonces a la empresa le queda poco dinero para invertir en nuevos proyectos y crecer; si el yield está bajo, la empresa retiene parte de su beneficio para poder invertir en proyectos futuros.

 

PER

Es el ratio más usado. Se calcula dividiendo la cotización de la acción entre el BPA. El PER calcula el número de veces que el precio de la acción es mayor que el beneficio por acción. Si el PER es alto es que el precio por acción está caro. Si el PER es bajo es que está barato. El inversor debe vender cuando el PER sea alto y comprar cuando sea bajo. Aunque el valor del PER también puede tener otra lectura: si el PER está alto es que los accionistas están dispuestos a pagar un precio alto por la acción porque piensan que la empresa tendrá muchos beneficios; un PER bajo, significa que los accionistas no quieren pagar mucho porque no esperan que la empresa tenga grandes beneficios.

 

Estos datos nos indican qué beneficios pueden sacarse de las acciones de una empresa. Es importante tener en cuenta estos datos ya que de la rentabilidad de una acción y el valor de estos ratios, se puede saber si la empresa tiene perspectivas de expandirse, si hay inversores que acumulan acciones por una posible fusión o si, por ejemplo, una acción ha sufrido una fuerte subida porque se esté especulando.

 

 

Comentarios

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.